Whirlpool saca pecho.

Los premios Producto del año, han vuelto a señalar a Whirlpool por cuarto año consecutivo. En la edición 2021, las gamas de placas de inducción W3 y W5 han sido las seleccionadas. Según la organización, este certamen es el único en España en el que el jurado son los consumidores. En sus manos queda la elección de los productos premiados en función del grado de innovación e intención de compra.

Este caso en la 21ºedición de los premios Producto del año, ha sido algo diferente, celebrándose de manera virtual no han faltado a su cita con nosotros. Es año se ha estrenado el Ágora de la Innovación, un espacio virtual diseñado para conectar a los consumidores con los productos premiados.

Desde Whirlpool explican; la innovación de Whirlpool: se basa en desarrollar funciones que permitan cocinar de una manera más fácil. Las placas de inducción de las gamas W3 y W5 destacan por su gran practicidad. Gracias a ellas, el usuario no tiene que preocuparse de elegir la temperatura correcta. Solamente debe seleccionar una de las cuatro funciones preestablecidas. Entre ellas: Mantener caliente, Hervir, Derretir y Cocer a fuego lento.

Para conseguirlo, las placas de inducción premiadas incorporan la tecnología 6th Sense. Con sensores que se encargan de regular y ajustar automáticamente la temperatura ideal. De esta manera, el usuario consigue los mejores resultados con el mínimo esfuerzo. Además, los nuevos modelos ofrecen gran flexibilidad en el cocinado. Permiten mover ollas o sartenes libremente por la superficie. Así como, utilizar recipientes de todos los tamaños conectando varias zonas de cocción.

Como se ha dicho anteriormente, este es el cuarto año consecutivo que Whirlpool consigue alguna insignia Producto del Año. Un reconocimiento a la fuerte apuesta por la innovación de la marca. Asimismo, su objetivo es ofrecer productos que faciliten las tareas del hogar, combinando intuición, diseño y rendimiento.